Campaña 2016

Campaña 2016

ASOCIACIÓN PLACEAT (En Pro de las Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias)

ASOCIACIÓN PLACEAT (En Pro de las Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias)

domingo, 4 de septiembre de 2016

VALORACIÓN PERSONAL DE SANDRA (CÁDIZ), CAMPO DE TRABAJO SAN GIL/PLACEAT 2016

"Pasados 10 días desde que volví del campo de trabajo pensaba que podría hacer una valoración más objetiva pero no es así, siguen muy presente todos los sentimientos vividos y dudo que aunque siguiese esperando disminuyesen.
Voy a intentar explicar un poco lo que ha significado el campo de trabajo pero sé que solo viviéndolo se puede entender. Desde el primer minuto las sensaciones fueron mucho mejores de lo que esperaba, los usuarios son muchos más autónomos de lo que imaginaba y el grupo de voluntarios, tanto españoles como el resto, formamos rápidamente una piña increíble sin subgrupos ni malos rollos.
Podría enrollarme muchísimo hablando de lo bien que nos hemos llevado entre voluntarios y monitores o lo divertidas y bonitas que han sido las distintas rutas con las que hemos conocido partes preciosas de Extremadura,  pero creo que el objetivo de esta valoración es centrarnos en los usuarios así que a ello voy.
Son sumamente increíbles.  Desde que llegamos, cuando aún estábamos tímidamente sentados en el sofá, se acercaron rápidamente a presentarse y saludar. Desde ahí con cada día que pasaba más cariño se les cogía a cada uno de ellos. Tienen historias increíbles que te cuentan sin problema, una alegría en la cara que transmiten durante todo el día, unas ganas de pasarlo bien y disfrutar que no te dejan tener mala cara y si la pones, lo verán, te preguntarán y animarán con lo que menos imagines. 
Puedes llegar al campo con diversos problemas que crees que son importantes y que merecen estar triste y preocupado por ellos, tras pasar 15 días con ellos y ver como son felices todo el rato, con un baile, una canción, un chiste o un abrazo, empiezas a darte cuenta de lo que realmente importa y de las cosas que se necesitan para ser feliz.
No soy muy buena expresando mis sentimientos así que sólo añadir que es una experiencia que merece la pena vivir, que son unas personas que hay que conocer, que todos debemos entender que la diversidad funcional es algo normal con lo que se puede vivir perfectamente y que se merecen una inclusión total porque son asombrosos y te dan mucho más de lo que ellos reciben de ti. Son 15 días para hacerles disfrutar de unas vacaciones divertidas y para que los voluntarios disfruten de su compañía y aprendan muchísimo con ellos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario