Campaña 2016

Campaña 2016

ASOCIACIÓN PLACEAT (En Pro de las Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias)

ASOCIACIÓN PLACEAT (En Pro de las Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias)

jueves, 8 de agosto de 2013

DÍA 2

Martes, 6 de agosto.
Tras la llegada a San Gil y nuestra toma de contacto con los monitores, los usuarios y el entorno de la finca , hoy nos sumergimos por primera vez en la dinámica del campo de trabajo.
En este marco natural de incomparable belleza, con el calor de la mañana nueva y la emoción del inicio de la aventura , comienzan las actividades donde, poco a poco, dejamos de ser voluntarios, usuarios y monitores para convertirnos en iguales que, inmersos en el espíritu de convivencia, comunidad e inclusión de San Gil nos preparamos para trabajar, vivir y caminar juntos durante dos semanas.
El mantenimiento del merendero de la finca, el acondicionamiento de las instalaciones deportivas y el cuidado de la vegetación son algunas de las tareas que alimentan el encuentro y la comunicación entre todos, derribando barreras y miedos y despertando emociones y sensaciones nuevas.
Acaba la mañana y, después del regreso de los usuarios a la residencia, los voluntarios disfrutamos de la comida auténtica y casera que nos proporciona una escuela de hostelería de Plasencia, comentando las primeras impresiones de esta experiencia.

Un rato de siesta nos recarga el cuerpo y la mente para afrontar la primera excursión. El destino, Garganta la Olla, localidad situada en la Comarca de la Vera donde el norte de Extremadura se nos revela con inusitada frescura, colorido y acogida.
Allí nos bañamos en la garganta natural, nos hacemos fotos, nos ayudamos y nos conocemos,
disfrutando de una jornada que nos deja estampas de risas , sonrisas, cansancio y ternura.
Pasear por el pueblo, tomar contacto con sus vecinos, visitar sus rincones y acercarnos a su pasado es acariciar una tierra rica que nos habla desde la abundancia de sus paisajes y el calor de su gente.
A la vuelta, dejamos a los usuarios en la residencia para volver a la finca donde, tras la cena, la velada tranquila y sincera de la noche nos sosiega para reflexionar, poner nombre a los pensamientos y sentimientos y compartir el poso que deja en nosotros la vivencia del primer día de trabajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario